www.erneslot.es www.erneslot.es English Version
www.erneslot.es

Técnicas y trucos: Materiales y herramientas

En esta sección os muestro los materiales y las técnicas que utilizo para hacer mis modelos. La mayor parte son materiales fácilmente localizables en tiendas de modelismo (plásticos por ejemplo) o incluso en ferreterías (pegamentos, masillas..) y las técnicas muy sencillas aunque, como siempre, en algunos casos hay que practicar hasta que los resultados sean los deseados.

PEGAMENTOS

¿Que pegamentos podemos utilizar para nuestros modelos? Ahí va la lista:

  • Pegamentos bicomponente: También llamados pegamentos epoxi, son pegamentos formados por dos componentes que hay que mezclar en una proporción concreta (generalmente al 50%) antes de utilizarlos. La unión que forma este tipo de pegamentos es muy rígida y resistente por lo que podemos utilizarlos en las uniones estructurales del modelo y en general en cualquier unión de la que nos queramos asegurar su resistencia. Dentro de la amplia gama de pegamentos de este tipo que hay en el mercado, puedo hablar con conocimiento de causa de los siguientes:
    • Nural 92 Adhesivo bicomponentes especial para plásticos. Para pegar piezas que necesitan uniones muy fuertes (faldones, alerones, tetones para unir la carrocería con el chasis, soportes de los ejes..). Es muy denso y endurece rapidísimamente, mucho más incluso si se le aplica calor con un secador. Si la mezcla está bien hecha en una hora se puede lijar sin problemas aunque es preferible dejarlo secar al menos 24 horas.
    • Nural 3 Adhesivo bicomponente alta transparencia. Lo utilizo para pegar piezas en las que las uniones tienen que quedar transparentes, por ejemplo cristales o detalles de las carrocerías, como faros y similares. Es similar al anterior pero las uniones no quedan tan fuertes. Es un pegamento muy sensible a las variaciones en la cantidad de los dos componentes, de modo que muchas veces la mezcla no queda con la consistencia adecuada. De todos modos para lo que lo utilizo vale perfectamente. Además, si un cristal queda manchado mientras se pega, se elimina fácilmente con un bastoncillo empapado en alcohol siempre que no esté seco. Como defecto, señalar que amarillea ligeramente con el tiempo.
    • Araldit Adhesivo bicomponente de uso general. Hay varios modelos (transparente, rápido, estándar...), de todos ellos, el que más me gusta es el estándar (tubo azul y blanco) seguido del rápido (tubo rojo y blanco). Adquiere una gran dureza y tiene como particularidad que si una vez hecha la mezcla se aplica calor con un secador ésta queda muy líquida y puede penetrar bien en huecos. En el momento que se enfría endurece mucho y rápidamente.
    Pegamentos epoxi
    Generalmente uso estos pegamentos para pegar los tetones que unen el chasis con la carrocería, soportes de alerones, paragolpes y cualquier otra pieza que requiera una unión fuerte.
  • Pegamento instantáneo (cianocrilato). Lo utilizo en los pasos iniciales del pegado de las piezas o para pegar detalles que no se van a tocar, sobre todo del interior. Además usado en combinación con bicarbonato (espolvoreándolo una vez aplicado el adhesivo) las uniones adquieren una dureza enorme. De esta última manera, lo suelo utilizar como paso previo a reforzar las uniones con pegamento bicomponente.
    Pegamento instantáneo (cianocrilato)
  • Cola blanca para madera. Aplicada tal cual, o diluida con agua, es ideal para pegar los detalles de la carrocería, faros, rejillas, fotograbados..., o las bandejas a la carrocería. En definitiva, cualquier unión que queramos deshacer en un momento dado. Cuando se seca queda prácticamente transparente aunque las uniones no son muy fuertes.
    Cola blanca para madera
  • Pegamento especial para plásticos. Es el pegamento que se suele utilizar para las maquetas a escala, que están fabricadas en poliestireno. Este pegamento funde las partes de las piezas donde se aplica generando unas uniones muy fuertes, pero solo se puede utilizar para pegar poliestireno, para otros plásticos mejor utilizar alguno de los anteriores pegamentos.
    Pegamento especial para plásticos Tamiya
  • Pegamento especial para cúpulas de aviones. Para pegar las cúpulas de los aviones a escala y otras piezas transparentes se utilizan este tipo de pegamentos. El que yo uso se llama "Formula 560" pero en el mercado hay otros productos similares, como el "Crystal Clear". Se trata de un pegamento de color blanco que se queda complétamente transparente cuando se seca, y además la unión queda muy fuerte. Es ideal para pegar los cristales de acetato de los coches y otras piezas, como por ejemplo los faros, en los que no queremos que se vean restos de pegamento una vez pegadas.
    Pegamento especial para cúpulas de aviones.

Aquí muestro solo los productos que utilizo aunque en el mercado hay otros similares que darán iguales resultados que estos. Las fotos son orientativas del producto.

Ir al comienzo

MASILLAS

La masilla es un producto útil donde los haya para nuestras transformaciones, para ensanchar un paso de rueda, abultar un capó, tapar agujeros...
En esta sección voy a hablar únicamente de las que utilizo o de las que tengo buenas referencias aunque no las haya utilizado nunca. Hay otras masillas similares que se pueden encontrar en tiendas, no las nombro porque no tengo ninguna experiencia con ellas y no sé el resultado que pueden dar, lo que no quiere decir que no sean perfectamente válidas para estos trabajos, incluso mejores que las que os mostraré a continuación

Masillas epoxi
  • Masilla bicomponente - Barrita "arregladotodo" de Pattex. La utilizo para modelar partes grandes, como pasos de ruedas, paragolpes... Se manipula con facilidad y se adhiere bien a las superficies. Una vez endurecida tiene una cierta flexibilidad que hace que la pieza no parta en caso de golpe (ideal por tanto para moldear paragolpes y que no se rajen si ponemos el coche en pista.). Como inconvenientes puedo decir que endurece muy rápidamente, pesa mucho (porque es muy densa) y al tener esa cierta elasticidad que comentaba puede resultar más trabajoso moldear la pieza. El modo de aplicación es sencillo, se amasa el trozo cortado de la barra hasta que las dos partes estén bien mezcladas y se pega donde queramos moldeándola un poco mientras la mezcla lo permita ya que endurece muy rápidamente (de 3 a 5 minutos). Una vez pegada es aconsejable dejar secar durante 24 horas antes de lijar o limar la pieza. A veces cuando se hace la mezcla no queda del todo bien y aparecerán unos trozos de masilla muy duros de un color diferente. En ese caso es mejor quitar con cuidado esos trozos ya que con el paso del tiempo tienden a despegarse del modelo.
  • Masilla reparadora de madera - Nural 41. Masilla parecida a la barrita arreglatodo pero menos densa y más rígida. Ideal para modelar partes de la carrocería que no vayan a sufrir golpes o estén en la parte superior de las carrocerías (para no elevar el centro de gravedad de los modelos) así como para modelar interiores. Al ser muy rígida una vez seca se trabaja muy bien con la lija o la lima pero las piezas pueden partirse con facilidad si se las somete a esfuerzos. Se aplica igual que la anterior pero permite más tiempo de trabajo (aproximádamente 10 minutos). De nuevo, lo ideal es dejar secar 24 horas antes de trabajar la pieza.
  • Masilla bicomponente - Nural 34. De nuevo se trata de una masilla parecida barrita arreglatodo aunque los dos componentes vienen en barras separadas y la mezcla suele salir más homogénea y se adhiere mejor a las carrocerías, además de ser más densa y pesar bastante mas más. De hecho es un tipo de masilla especial para reparaciones en piezas metálicas. Si nos humedecemos los dedos con agua antes de manipularla es más sencillo modelarla.
    Esta masilla la he utilizado para moldear pequeñas piezas, ya que es muy densa y permite detallar mucho las piezas. También la he utilizado para recuperar roscas en los soportes de los chasis.
  • Masillas para acabado. Este tipo de masillas no tienen función estructural de ningún tipo, sino que sirven para acabar las piezas lo más fínamente posible. Para mis trabajos utilizo dos masillas de este tipo, la masilla Putty de Tamiya y la masillas plástica de Vallejo.
    La masilla Putty de Tamiya es una masilla de color gris de grano muy fino con una textura parecida a la crema de dientes. Ideal para cubrir rozones, los defectos que puedan quedar las masillas bicomponente o tapar poros en carrocerías de resina. Se puede utilizar de dos maneras, aplicada diréctamente sobre la superficie aplicándola con una espátula pequeña en caso de querer cubir rozaduras y defectos grandes o diluyéndola en acetona para aplicarla sobre la carrocería para tapar pequeños poros y defectos, como los que suelen tener las carrocerías de resina. Una vez aplicada queda muy dura y se puede lijar con papel de lija al agua para dejar la superficie muy fina y con un acabado muy liso. Como principal desventaja tiene que seca muy rápido, lo que la hace complicada de usar en determinados casos.
    La masilla plástica de Vallejo es una masilla de color blanco, más líquida que la de Tamiya por lo que se aplica mucho mejor. Tarda más en secar pero la dureza que adquiere es menor, conservando siempre una cierta elasticidad. Una vez seca se puede lijar y pulir pero al tener menos fuerza de adhesión a veces si la lijamos demasiado podemos acabar retirando toda la masilla. La suelo utilizar para acabar los detalle del interior de los coches ya que es mucho mas fácil de aplicar que la de Tamiya y está menos expuesta a golpes.
    Cada una de estas masillas tiene sus características que las hace mas adecuadas para un uso u otro, pero nunca se pueden utilizar para hacer piezas grandes y que requieran resistencia, para ello mejor usar las masillas bicomponente. Estas masillas son solo para lograr un buen acabado de las piezas.
    Masillas para acabados

Aunque las masillas son un buen material para nuestras transformaciones, no debemos abusar de ellas para piezas grandes, que luego nos resultan muy complicadas de trabajar. Lo ideal es usarlas en combinación con piezas de plásticos como los que presento en el siguiente punto.

Ir al comienzo

PLÁSTICOS

Las masillas son útiles para hacer determinadas modificaciones en la carrocería, abombamiento de los pasos de rueda, modificar la caída de un capó o de un paragolpes... pero en otros casos son necesarios utilizar piezas de plástico para hacer formas más complejas, como puede ser un alerón con múltiples planos, marcos de ventanillas, soportes de motor.. En definitiva, junto con la masilla y el pegamento es el material más importante para hacer nuestras modificaciones.
Dentro de los plásticos hay muchas variedades (ABS, PVC, estireno, lexán..), algunos son más fáciles de trabajar y otros no tanto, algunos son más adecuados para algunos trabajos (lexán de los blíster para cristales, ABS de otros juguetes para partes de la carrocería...), lo ideal es ir probando diferentes plásticos hasta conseguir el resultado deseado.

Los plásticos a utilizar en nuestras maquetas los podemos dividir en dos tipos:

  • Plásticos comerciales: Los venden en tiendas de modelismo y similares en marcas como evergreen, plasticard y similares. Como ventaja tienen que hay una gran variedad de planchas de diferentes grosores con diferentes motivos (lisas, ralladas, cuadriculadas..) y perfiles variados (tubos, medía caña, doble "T", triangulares..) que podemos utilizar en nuestros modelos. La desventaja es que son relativamente caros, aunque por su utilidad merecen la pena. En este sentido, lo ideal es aprovecharlos al máximo, guardando los recortes que muchas veces son muy útiles.
  • Plásticos del día a día: Con este nombre me refiero a los plásticos que todos los días pasan por nuestras manos y suelen ir a la basura (siempre al contenedor amarillo, por supuesto). Aquí es la imaginación de cada uno la que permita aprovecharlos. Por ejemplo las tarjetas de crédito son muy útiles podemos sacar piezas para alerones, paneles para puertas, molduras para la carrocería... entre otras posibilidades, de un tapón de botella de refresco un radíador, del plástico de algunos blíster acetato para los cristales, plásticos de faros de coches para las ópticas de nuestros modelos... Las posibilidades son infinitas, solo hay que echarle un poco de imaginación.
    Dentro de estos plásticos podemos incluir los sobrantes de la construcción de maquetas, que nos pueden valer para hacer barras antivuelco, o tapones de combustible...

A medida que vayamos utilizando plásticos comerciales, construyendo maquetas, cortando carrocerías... iremos teniendo cantidad de recortes más o menos grandes de plásticos diferentes que nos pueden resultar muy útiles. Podemos ir tirando los más pequeños e ir guardando los trozos grandes que luego nos pueden venir muy bien. Especialmente interesante es ir guardando los trozos de los plásticos comerciales (evergreen, plasticard..), cuanto más se aprovechen menos veces tendremos que comprarlos (y gastar nuestro dinero).

Ir al comienzo

HERRAMIENTAS

Las herramientas que normalmente utilizo para hacer los modelos son:

1. CUCHILLAS, CUTTER Y TIJERAS

Son herramientas que no deben faltar en nuestra caja. Las tijeras es conveniente que sean mejores que las de manualidades ya que los materiales a cortar son más variados y duros que el cartón o el papel. El cutter de modelismo con cuchillas adecuadas también nos serán de gran ayuda. Sobre estas últimas, las cuchillas rectas son las que más utilizo, aunque no está de mas tener un juego de cuchillas de modelismo con cuchillas curvas y de diferentes formas, no es caro y se le saca rendimiento.

Cutter, cuchillas y tijeras

2. LIMAS

Son de las herramientas más útiles para hacer los modelos. No hace falta nada sofisticado, con un juego de limas de aguja 5 o 6 piezas tendremos cubiertas todas las necesidades. El que yo utilizo está formado por una lima cilíndrica o limatón, triangular, cuadrada, medía caña, plana punta y plana paralela. Como vamos a trabajar casi siempre sobre materiales blandos es aconsejable que sean del tipo "entrefino", que arrastren bien el material, no se embozen con facilidad y dejen un acabado aceptable.
Aunque es menos útil que las de aguja, una pequeña lima de 4 pulgadas nos permitirá avanzar más rápidamente en tareas de desbaste en superficies amplias (estrechar pasos de rueda, primeros pasos del moldeo de un paragolpes, etc...). En este sentido, con una plana paralela o mejor una de medía caña es más que suficiente.
No aconsejo las limas de dentado fino a no ser que queráis estar limpiándolas a cada rato porque dejan de limar. Para estos menesteres un cepillo pequeño de acero del tipo "limpiabujías" es muy recomendable.
Respecto a la calidad de las limas, para el trabajo que hacemos no hace falta nada profesional, las que venden en las tiendas de modelismo son más que suficientes. Si queréis algo mejor o algo concreto, en ferreterías podéis encontrar mas variedad.

Limas

3. PAPEL DE LIJA

Conozco un gran aficionado al scratchbuilding que en el foro Los Petiflauticos tenía como firma: "lija, nunca es suficiente". Esta frase describe muy bien cuanto tenemos que emplear el papel de lija para hacer nuestros modelos. Y es que si queremos que queden lo mejor acabados posible tenemos que ser pacientes y emplearnos a fondo con la lija. Y es que un buen trabajo de masilla y moldeo se puede ir a la basura por no tener cuidado a la hora de lijar todas las imperfecciones que han ido quedando. Asímismo, la lija es fundamental si el acabado de la pintura no ha sido el deseado y queremos dejar la carrocería lista para otra mano de pintura.
Dentro de las amplia gama existente de papel de lija, las que utilizo son:

  • Pliegos de lija para madera, de grano 60, 100 y 240. Las dos primeras para rebajar pegotes de masilla o lijar el plástico de la carrocería en caso de querer quitar algún detalle o modificar alguna parte, por ejemplo. La de grano 240 para finalizar el moldeo de una pieza como paso previo a las lijas más finas. Siempre que lijemos masilla ésta tendrá que estar completamente seca, de lo contrario se formarán pegotes en el papel de lija que lo dejan inservible.
  • Pliegos de lija al agua granos 220, 500 y 1200. Las dos primeras vienen muy bien para dejar acabadas las formas del coche, sobre todo la de 500 un poco gastada. Estas lijas permiten trabajar detalles pequeños y dejan un acabado muy fino pero no es aconsejables utilizarlas para quitar grandes cantidades de material porque la tarea puede ser eterna. La lija de grano 1200 al ser tan fina solo la utilizo para pulir la pintura o imprimación en caso de que no haya quedado bien aplicada (cuarteada o piel de naranja). Al ser lijas al agua, se pueden utilizar tanto en seco como humedecidas con agua, muy aconsejable cuando estamos dando la última mano de lija a la imprimación antes de pintar la carrocería.
  • Pliegos de lijas para metal grano 60 y 100. Solo las utilizo cuando tengo que tornear los neumáticos para reducir su perfil o estrecharles un poco. Arrastran mucho material.

Los pliegos de lija son baratos y nos serán de gran ayuda con nuestros modelos, tanto si son nuevos como si están un poco usados. Habrá veces en que nos interese utilizar un trozo de papel de lija usado mejor que uno nuevo, porque queda más fino, porque se adapta mejor a la forma de la carrocería, porque pule mejor la pintura... eso lo iréis viendo a medida que hacéis vuestros modelos.. Lo mismo ocurre con utilizar la lija al agua seca o húmeda, el resultado es diferente, más fino en el segundo caso, pero también requiere más trabajo.


4. MINITALADRO

Uno normal, no se necesita mucha sofisticación para estos trabajos, de modo que con uno sencillo (y pequeño) puede ser suficiente, aunque si tiene regulador de velocidad mejor aún. Este es el que yo utilizo.

Minitaladro

Lógicamente el minitaladro no sirve de nada sin sus accesorios correspondientes, muelas para desbastar, discos de corte de hierro, brocas de 1 mm. a 3,5 mm, y discos de lija. En principio no son necesarios más

  • Las muelas de desbastar las suelo utilizar de grano grueso, para que no se embocen con el plástico. Como además las utilizo para trabajos "gordos" da igual como quede la pieza ya que los acabados siempre los hago a mano.
  • Los discos de corte que utilizo son los de corte de metales, al ser discos abrasivos no son los más adecuados para hacer cortes finos en plástico pero como también los utilizo para cortar los ejes de acero de los coches y otros materiales me dan un buen resultado. Lo ideal sería usar para el plástico discos dentados, que cortan bien y no funden el material.
  • Las brocas, las tengo de 1 mm a 3,5 mm en saltos de 0,5 mm y en algunos casos de 0,25, En principio, bien usadas, duran muchísimo, incluso las más finas, porque los materiales a perforar son muy blandos. Hasta la fecha solo he roto una de 1 mm por tratarla sin cuidado, de modo que la inversión se amortiza de sobra. También utilizo brocas de diámetros más grandes (hasta 6 milímetros) pero manualmente, ya que el portabrocas de los minitaladros no abren más allá de los 3,2 mm. aproximadamente. No es nada difícil y al ser materiales tan blandos no hay problema para taladrarles.
  • Accesorio grabador. Es útil para quitar material en lugares donde las muelas no entran o haya que ser más cuidadoso en el trabajo ya que este accesorio es fino y permite hacer trabajos más precisos.
  • Discos de lija. útil cuando hay que lijar zonas donde con la muela nos podemos pasar y con el papel de lija supone demasiado tiempo y trabajo, por ejemplo en los primeros momentos de modelado de los pasos de rueda.
Fresas y muelas para minitaladro

Para ciertos trabajos no necesitamos un minitaladro eléctrico sino que con uno manual será suficiente. Cuando queremos hacer agujeros de hasta 3 mm. en materiales blandos, como las planchas de plástico, son muy útiles ya que podemos hacer manualmente agujeros con mucha precisión. Yo los utilizo muy a menudo, y siempre que puedo, prefiero utilizarlos antes que el minitaladro eléctrico.

Minitaladros manuales

Por tanto, el minitaladro es muy útil en todo tipo de trabajos que no requieran un acabado fino, corte de material, desbaste de masilla, etc... y lógicamente hacer agujeros, lo que no quiere decir que sea imprescindible, ya que prácticamente casi todo lo que podamos hacer con un minitaladro lo podemos hacer a mano.

5. PINCELES Y AERÓGRAFO.

Aunque pintemos nuestros coches con spray, siempre tendremos que detallar algunas cosas (los faros, las ranuras de la carrocería, los marcos de las ventanas...) con pincel. No hace falta mucha variedad, si pueden ser de pelo de marta mejor, y con el debido cuidado duran mucho. Si nos lo podemos permitir lo ideal es tener unos pinceles para los colores claros (blanco y amarillos) y otro para los oscuros. Esto es porque por mucho que queramos limpiar los pinceles siempre quedaran restos de pintura, así evitamos que queden manchas de otro color, sobre todo con el blanco.

Pinceles y aerógrafo

El aerógrafo es una herramienta de lo más útil. Puede que al principio dé un poco de reparo utilizarlo por la "complicación" que supone pero no es así. El aerógrafo nos permite utilizar diferentes tipos de pintura, pintar desde grandes superficies hasta finas líneas, hacer degradados... Podemos pintar grandes superficies o pequeños detalles sin malgastar pintura, ya que con un cuentagotas podremos dosificar la pintura exacta en su depósito. En fin, las ventajas respecto a los aerosoles son muchas pero también tiene sus desventajas que principalmente son dos, requieren un compresor o bote de aire comprimido que suministre el aire y hay que limpiarlos después de trabajar con ellos.
Sobre su utilización, no pretendo, ni tengo suficientes conocimientos, para hablar en profundidad de pintar con aerógrafo. Para ello ya existen cantidad de libros y documentación por Internet que tratan el tema en profundidad y con mucha más autoridad que la que yo pueda tener. Dicho esto, lo que quiero indicar son unos puntos básicos del manejo del aerógrafo y a partir de ahí cada uno podrá adentrarse en el tema todo lo que quiera. Por tanto, para iniciarnos en la aerografía debemos tener en cuenta.

  • Suministro del aire.  El aerógrafo necesita un suministro de aire comprimido externo para que lance la pintura, que puede ser un bote de aire comprimido o un compresor.
    Los botes de aire comprimido son una buena solución para casos puntuales, cuando vamos a usar el compresor pocas veces, o para una emergencia. Si los usamos a menudo nos salen caros y tienen el inconveniente de que pierden presión a medida de que se van agotando lo que hará que la pintura no salga bien pulverizada y pueda llegar a estropearnos el trabajo.
    El compresor es el complemento ideal para suministrar aire al aerógrafo. Los más comunes para modelismo son los de membrana y los de pistón.
    • Los de membrana son más sencillos y baratos que los de pistón, pero proporcionan menos presión de aire y no tienen calderín para almacenar el aire comprimido como los segundos. Si no necesitamos mucho caudal de aire con un compresor de membrana nos será suficiente.
    • Los de pistón ofrecen muchas más posibilidades que los de membrana. Tienen un calderín para almacenar el aire comprimido lo que permite un suministro más continuado del aire, con mas caudal y a mayor presión, que nos será de gran ayuda si tenemos que pintar grandes superficies. Como inconvenientes tienen por una parte su mayor tamaño y por otra el mayor coste que los de membrana.
  • Limpieza. Es el aspecto más engorroso del uso del aerógrafo, sobre todo cuando usamos pintura esmalte. Si queremos que las sucesivas veces que lo utilicemos funcione correctamente habrá que hacerle una buena limpieza. Para no tener que andar limpiándolo a cada momento lo ideal es pintar cuantas mas cosas con el mismo color mejor. Así aprovechamos mejor la pintura ya que en cada limpieza se pierde algo de pintura. Otra idea interesante es pintar primero colores claros y luego los colores oscuros. Entre color y color, en lugar de una limpieza a fondo podemos enjuagar el vaso con un poco de agua, alcohol o disolvente en función de la pintura que se trate y luego aplicar la pintura del color más oscuro. Haciendo esto, por ejemplo, podríamos pintar con blanco, rojo, azul marino y negro en este orden sin tener que limpiar a fondo cada vez que cambiemos de color. En cambio si pintáramos primero rojo y luego blanco con enjuagar no nos valdría si queremos que el blanco sea blanco y no un tono rosáceo.
    Para limpiar el aerógrafo tendremos que desmontarlo, y limpiar todas las piezas por donde pasa la pintura para que no queden restos. Previamente hay que enjuagarlo. Llenamos la copa con el líquido de limpieza adecuado para el tipo de pintura que hayamos utilizado y pulverizamos en alguna superficie. En este punto, los botes de limpieza son de lo más útiles, ya que nos permiten pulverizar sin miedo de dejar medía casa con restos de pintura. Aquí tenéis una foto de uno de ellos:
    Bote limpieza de aerógrafo
    El aerógrafo se introduce por el lateral y vaciaremos su contenido dentro del bote donde previamente hemos echado un poco de agua. De este modo podemos pulverizar para limpiarlo sin manchar nada. No es necesario tener un bote de limpieza para limpiarlo, siempre podemos pulverizar sobre un trapo viejo, o dentro de una cabina de pintura (en caso de tenerla) pero indudablemente es de gran ayuda.
    Para una limpieza en profundidad inevitablemente tendremos que desmontar el aerógrafo, con cuidado de no dañar la aguja ni el obturador. Con un pincel, un cepillo de dientes viejo, o un bastoncillo de algodón podemos ir limpiando los restos de pintura y luego irles secando con un poco de papel de cocina. En caso de que el aerógrafo este muy sucio habrá que desmontarle por completo y sumergirlo en líquido para su limpieza. Puede ser agua, alcohol o disolvente. Yo lo he probado con un AB300 y se puede sumergir por completo en disolvente sin miedo, no ataca a las juntas tóricas ni nada, pero hay que tener cuidado si se deja mucho tiempo sumergido en agua, porque alguna de sus piezas no tienen tratamiento anticorrosión (como por ejemplo el muelle) y puede oxidarse, a mi me ha ocurrido.
  • ¿Donde pintar?  En la mayor parte de los casos tendremos que pintar nuestros modelos en casa, salvo que seamos afortunados de tener un pequeño (o gran) taller o local para disfrutar con calma de nuestra afición. Como la mayor parte de las veces no será así tendremos que apañarnos en casa. Si no queremos que la pintura se esparza por toda la casa cuando pintamos con el aerógrafo tendremos que hacerlo en una terraza abierta (que no siempre es posible ni el tiempo lo permite) o hacernos con una pequeña cabina de pintura, que puede ser de las que venden ya hechas o construirla nosotros mismos. Yo tengo una cabina comercial, no me valió excesivamente cara y cumple su función. No es ninguna maravilla, tiene un pequeño extractor y un filtro como el que se utilizan las campanas de la cocina y absorbe bastante pintura de la que se queda en el ambiente flotando pero no toda. El principal fallo que la veo es que el extractor tiene poca potencia y expulsa el aire dentro de la misma habitación por lo que tenemos que tener siempre los filtros limpios si no queremos que la pintura que entre por delante salga por detrás. Eso si, es muchísimo mejor que pintar sin nada. Por algunos foros y páginas de nuestra afición he visto que se han hecho cabinas caseras que tienen muy buena pinta, probablemente funcionen mejor que la mía, así que si sois mañosos y tenéis tiempo os animo a construir una. En caso contrario, una comercial es una opción válida.
  • Cabinas de secado El proceso de pintado de un modelo es delicado y multitud de factores pueden estropear el trabajo si no somos cuidadosos. Un dedo puesto donde no debía o una ráfaga de aire polvoriento puede dejar un pulcro acabado de pintura convertido en un desastre. Puede que podamos recuperar el desaguisado colocando las calcas, o con una manita suave de lija al agua fina, pero más vale prevenir que curar. Para ello, nada mejor que aislar nuestro coche del exterior cuando se está secando la pintura. Yo utilizo unas cabinas caseras hechas con recipientes de plástico como los de las aceitunas o las golosinas a los que he atornillado un robot weld en la tapa. La propia tapa sirve de base y luego cuando acabo de pintar coloco el recipiente encima. Además queda un cierre muy hermético que evitará que entre polvo y estropee el trabajo. Para que la pintura seque antes, unos pequeños agujeros en la parte de abajo permitirán que entre algo de aire que acelere el secado.
    Cabina de secado casera Cabina de secado casera

Para ser sinceros, los inconvenientes del uso del aerógrafo no son nada en comparación con las ventajas que tiene así que si alguno dudáis de comprar un aerógrafo o utilizarlo por "miedo" os animo a probarlo, no tardaréis mucho en manejarlo bien y sacarle provecho.

Ir al comienzo

Añadir a favoritos | Mapa de la web

Actualizaciones quincenales, nuevos coches y más en www.erneslot.es

Valid HTML 4.01 Strict ¡CSS válido!