www.erneslot.es www.erneslot.es English Version
Porsche 935, Vallelunga 1976

Porsche 935, 6 horas de Vallelunga 1976

A mediados de los años 70, Porsche llevaba unos años desarrollando los motores turbo en competición. Basándose en el 911 Carrera, en 1975 presento su modelo turbo de calle, el 911 turbo o 930.

Los modelos RS y RSR eran habituales participantes y vencedores en las carreras de la época, siempre en manos privadas. Porsche, aprovechando su nuevo modelo de calle con motor turbo, decidió prepararlo para competir.
En una primera evolución, prepararon el coche bajo los criterios del grupo 4 de la F.I.A. El modelo de competición encuadrado en este grupo, 934, era muy similar al modelo de calle aunque con ligeras modificaciones, como los pasos de ruedas ensanchados con piezas de fibra para acoger unas ruedas más anchas y el spoiler delantero modificado para dar cabida a dos radiadores de aceite, uno a cada lado. Para homologarlo en esta categoría, Porsche no tuvo muchos problemas, en parte porque el motor ya fue desarrollado con vistas a su utilización en competición. La cantidad mínima de unidades del modelo base (930) requeridas para inscribirlo en el grupo 4 eran 400 y Porsche superó ampliamente esa cantidad. Además, el reglamento técnico del grupo 4 era muy favorable al 930, hasta tal punto de tener que aumentar el peso del coche porque el propio modelo de calle estaba por debajo del mínimo para los coches del grupo 4.

El grupo 5 de la F.I.A. era el de "coches de fabricación especial", abierto a coches del grupo 1 al 4 a los que se podía modificar dentro de unos límites. Para este grupo, Porsche desarrolló las versiones más extremas del 930.
Asi como el 934 tenía grandes semejanzas, y no solo estéticas, con el modelo 930, el Porsche 935 era un coche completamente diferente. A pesar de estar basado en el modelo 930, las modificaciones eran enormes.

Del motor de 2808 c.c. al que se acopló un turbo KKK soplando a 1.42 BAR. entregaba 590 c.v. a 7800 rpm., que aumentaba a 630 c.v. si la presión del turbo era de 1.56 BAR. Las ruedas eran Dunlop de fabricación especial para el modelo, montadas en llantas de 17" delante y 19" detrás. La carrocería tenía grandes modificaciones, unos pasos de rueda traseros enormes, un gran alerón trasero en el que se integraba el intercooler y un morro plano sin los característicos faros del 911, que pasaban a colocarse en un faldón delantero que incluía el radiador de aceite.
De este modo el coche se presentó en la primera carrera de la temporada (Mugello) y arrasó, algo que no creo que extrañara mucho, porque en los test de pretemporada en Paul Ricard, el coche fue más rápido que el Tyrrel de 6 ruedas de F1

Durante la temporada de 1976 se construyeron dos versiones diferentes del 935, debido a los problemas de reglamento que tuvo Porsche con el alerón trasero entre otros, de modo que el coche con el que se corrió el final de la temporada era muy diferente del coche que la comenzó. Este es el coche con el que se comenzó la temporada:

Porsche 935, Mugello 1976

Y con esta versión, el equipo oficial corrió las últimas carreras de 1976:

Porsche 935, Watkins Glen 1976

Además, de la primera versión hubo dos configuraciones, la versión de la primera foto, flat-nose y una versión con los faros del modelo original, que es la que aparece en las fotos de debajo y que es la que voy a reproducir.

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Todas las fotos están extraídas de la web www.jacky-ickx-fan.net cuando estaba dedicada al gran piloto belga Jackie Ickx. Tenía gran cantidad de imágenes de Jackie Ickx y sobre todo de los coches que condujo pero ahora no tiene nada que ver con la página que fue. Un pena.

Quiero hacer este coche por tres razones, la primera es que me gusta mucho, y más al ser una versión con los faros de serie del 911, la segunda es que el trabajo me va a resultar sencillo ya que lo tengo bien aprendido tras unos cuantos 911 modificados (incluido un 935 muy parecido a este) y la tercera que las calcas las tengo hechas, por lo que la decoración no va a ser un problema.

Como para el resto de derivados del 911, la carrocería de partida es una de la colección de Altaya "Rally Míticos". de sobra conocida por los que visitáis esta página. De hecho, prácticamente el proceso de construcción va a ser el mismo, aunque con algún cambio para hacerlo más rápido y mejor, que utilicé para hacer el Porsche 935 participante en las 6 horas de Mugelo y que podéis encontrar en el menú de la derecha o pulsando aquí.

Los primeros pasos son los de siempre, desmontar la carrocería y despintarla por completo para trabajar más cómodamente. Tras ello, empecé con un cambio muy poco evidente sobre la carrocería y que ya hice en la reproducción del 911 SC: modificar la caída de la parte de debajo de las ventanillas. Lo que voy a hacer es cambiar la caída recta que la carrocería de partida tiene en el espacio que indico en la foto de debajo delimitado por las flechas:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Aplico masilla Nural 41 en la zona que indico y para tapar la ranura de las puertas, que como he dicho otras veces, no tiene una caída correcta.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Una vez bien seca la masilla le doy la forma adecuado con lija de diferentes granos, empezando con el más grueso y acabando con los más finos:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Como se puede apreciar en las anteriores fotos, el cambio es impresionante.

Las siguientes modificaciones que hice al coche fueron ensanchar los pasos de ruedas, tanto delanteros como traseros, con un proceso de sobra conocido y que explico pormenorizadamente en la sección "enchanchando una carrocería" dentro de "Técnicas y trucos" y que podéis ver siguiendo este enlace.

Para dejar la parte trasera bien acabada, y como paso previo a la construcción del alerón trasero, abrí un hueco para colocar una rejilla clonada en resina de un 911 de Fly Car Model.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Con el hueco abierto y bien definido tras limarlo con cuidado, pegué en el interior unas tiras de plástico evergreen,....

Porsche 935, Vallelunga 1976

...y coloqué la rejilla para comprobar que todo había quedado todo correctamente.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Tener la rejilla trasera bien colocada me serviría como referencia para la construcción del soporte del alerón trasero.
Al contrario que cuando hice el Porsche 935 de Mugello, haré el soporte del alerón trasero con piezas de plástico evergreen en lugar de moldearlo con masilla, es más fácil de trabajar y las formas son más correctas. Primero, hacemos una plantilla en papel de los laterales del soporte para luego recortarla en una lámina de plástico de 0,75 mm de grosor:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Una vez recortadas se pegan en su lugar junto con la pieza que cierra por detrás el soporte. Primero se pegan provisionalmente las piezas con un poco de cianocrilato por si necesitamos hacer alguna modificiación en su posición. Cuando nos aseguremos de que todo está en su sitio correcto reforzamos las uniones con pegamento bicomponente. Un poco de lija en algunos puntos nos servirá para rematar el trabajo. El resultado de este trabajo fue:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Es aconsejable hacer las piezas laterales algo más grandes de lo necesario para luego ajustar la forma con lija, lima o cortando con un cutter. Siempre es más fácil quitar que poner... En este caso concreto. la parte superior de las piezas que forman los laterales del alerón la dejé un poco más altas, para luego poder darla la forma curvada limando y lijando con cuidado hasta dejar el soporte bien preparado para la segunda parte del trabajo: la construcción del alerón en sí.

Tal y como hice con el 935 de Mugello, para la construcción del alerón trasero me voy a ayudar de una maqueta a escala 1/32 del Porsche 935/76 de Revell, que tiene el mismo alerón que el que quiero hacer para mi coche. No voy a clonarlo, solo lo utilizaré para sacar las formas y las medidas y lo haré con tiras de plástico y masilla. Este es el alerón de la maqueta:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Ayudándome del alerón de la maqueta, hago las plantillas de las piezas que lo componen en papel milimetrado para después recortarlas de una plancha de plástico de 0,75 mm de grosor. A la hora de recortar, siempre procuro cortarlas algo más grandes que la pieza final para ajustar forma y tamaño con papel de lija. Para que las dos piezas laterales queden simétricas (y siempre que queramos dejar dos piezas con la misma forma) las pego entre sí con algún pegamento que sea fácil de despegar, como cola de contacto, por ejemplo, o unas gotitas de cianocrilato, y las trabajo como si fuera una única pieza. Una vez lograda la forma definitiva, las despego con cuidado, por ejemplo ayudándome con la cuchilla de un cutter, y elimino los restos de pegamento con un lijado suave. Siempre que tengo que hacer piezas simétricas utilizo la misma técnica y da muy buenos resultados.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Una vez cortadas las piezas las pego entre sí, primero con cianocrilato, después con pegamento bicomponente y posteriormente doy un poco de masilla para reproducir correctamente las formas del alerón. El trabajo es muy lento y pesado, las comprobaciones deben ser contínuas para que la pieza quede correctamente reproducida. Ayudándonos con la lija, ajustamos con paciencia las dimensiones de las piezas y las formas hasta conseguir la pieza que deseamos. En la siguiente foto podéis ver la pieza en la mitad del proceso:

Porsche 935, Vallelunga 1976

La abertura que tiene en el centro es para colocar la rejilla que el coche original tenía para enfriar el intercooler.
Para darle el grosor y forma adecuada al plano horizontal inferior del alerón, pegué otra plancha de evergreen de 1 mm:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Y tras ajustarla pacientemente con lima y papel de lija, la volví a hacer el agujero para la rejilla del intercooler. En la parte inferior pegué una tira de evergreen para soportar la rejilla.

Porsche 935, Vallelunga 1976

El plano superior del alerón es una pieza independiente hecha con una tira de evergreen de 0,5 mm. de grosor....

Porsche 935, Vallelunga 1976

....a la que pegué masilla Nural 41 por la parte de debajo....

Porsche 935, Vallelunga 1976

... y luego di forma con una lija fina:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Como quería hacer el alerón una pieza completamente independiente de la carrocería, cubrí la parte superior del soporte con una pieza de plástico:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Y con ayudándome con masilla le di la forma definitiva:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Una rejilla clonada en resina sirvió para rematar la faena. El alerón con todas su piezas y colocado en su sitio quedó así:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Le quedan unos detalles por rematar pero la mayor parte del trabajo está acabada.

Esta es la enésima transformación de la carrocería del Carrera RS de Altaya pero no dejo de descubrir cosas nuevas de la reproducción. Cuando me disponía a hacer las aberturas de la tomas de aire en los pasos de rueda posteriores del coche me di cuenta de otro fallo en la reproducción del coche. La forma de la puerta en la parte trasera era incorrecta, al igual que ocurría con la parte delantera. La ranura que define la puerta estaba excesivamente desplazada hacia atrás, mientras que en el coche original caía hacia adelante dejando una puerta más pegueña y más distancia entre la puerta y el paso de rueda. Además, el tirador de la puerta estaba desplazado hacia abajo, mientas que en el coche original estaba más arriba.
En esta primera foto se puede ver la caída original:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Y en esta otra está marcado por donde debería ir:

Porsche 935, Vallelunga 1976

La única solución era quitar los tiradores de las puertas, marcar la forma de la puerta y tapar la ranura antigua. Y así es como lo hice.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Con las formas de las puertas bien definidas comencé a hacer las entradas de aire de los pasos de rueda. Primero abrí un hueco con el minitaladro y la lima en el lugar correspondiente.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Con unas tiras de evergreen de 0,5 mm. de grosor hago una pieza para definir bien la forma de las tomas de aire. De este modo consigo que ambas entradas tengan la misma forma y posición.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Pego ambas piezas en su lugar correspondiente y luego aplico un poco de masilla alrededor para tapar los huecos.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Y con paciencia y papel de lija las doy la forma definitiva:

Porsche 935, Vallelunga 1976

El faldón delantero del modelo de partida es muy diferente del que montaba el Porsche 935, de modo que para empezar su transformación partí del alerón de la maqueta despintado al que tapo los agujeros de los intermitentes con unas piezas de plástico

Porsche 935, Vallelunga 1976

Prolongué la parte inferior del faldón con una pieza de plástico evergreen de 1 m/m de grosor.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Pegué el faldón a la carrocería para trabajarlo en conjunto a ella y así hacerlo más ajustado al coche real. Con una lima doy la forma correcta al faldón, ya que como he explicado en otras transformaciones de esta misma carrocería, el paragolpes de la maqueta de partida es demasiado largo y cuadrado en comparación con el del coche. Además, apliqué masilla (barrita arreglatodo) en los laterales y con ayuda de la lima y la lija le di la forma adecuada. Con la forma del faldón correcta, dibujé las lineas donde abriría los huecos para la rejilla delantera y los agujeros de ventilación de los frenos.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Con ayuda del minitaladro abrí los huecos y con lima y mucha paciencia les di la forma adecuada. El trabajo en sí es aburrido pero como ya lo había hecho para el Porsche 935 de Mugello me resultó bastante entretenido.

Porsche 935, Vallelunga 1976

El borde inferior del faldón lo recorté de una plancha de evergreen de 0,5 m/m de grosor...

Porsche 935, Vallelunga 1976

...que depués pegué por debajo:

Porsche 935, Vallelunga 1976

En la anterior fotografía se ven sobre el capó del coche unas flechas que marcan la posición de los agujeros donde colocaré los tapones para aceite y gasolina que llevaba el coche. Con un taladro manual y una broca de 3,75 m/m abrí los agujeros para posteriormente pegar por debajo unas piezas plástico

Porsche 935, Vallelunga 1976

Tras dejar lo mejor posible el faldón delantero del coche tras un arduo trabajo de lija, me quedaba rematar su parte inferior. Necesitaba una fina tira de plástico para pegar justo encima de la plancha de plástico de 0,5 mm. que había pegado previamente. La forma tenía que ser de un cuarto de caña, y como no tenía ningún perfil de esas caracterísicas, cogí un perfil de media caña de 1,5 m/m al que corté por la mitad raspando cuidadosamente con un cutter.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Con mucho cuidado lo fui pegando alrededor del faldón con cianocrilato y posteriormente lo rematé con papel de lija de grano fino. El resultado fue este:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Continué con el interior del coche y lo que pensaba iba a ser un trabajo sin importancia se convirtió en un gran quebradero de cabeza. Quería mejorar la bandeja plana del coche y hacerla un poco más vistosa. Para ello, cloné en resina un salpicadero de una maqueta de Porsche 911 y lo pegué en su lugar correspondiente.

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

En la parte de atrás le pegué unas piezas de plástico para hacer la forma de la bandeja y aquí comenzaron los problemas.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Como no tenía muy claro como hacer la forma fui pegando piezas hasta darle una forma parecida. Tras ver fotos del coche real algo no me cuadraba. La caída de la bandeja en la parte trasera no quedaba bien y no me gustaba el resultado. En el coche original, la bandeja cae desde la base de la ventana trasera hasta el respaldo de los asientos traseros pero en mi caso ocurría lo contrario. Observando detenidamente la maqueta y un 911 de Fly Car Model me di cuenta del problema. La parte trasera del coche esta mál reproducida. Si os fijaís, en el modelo de Fly (una reproducción mas moderna y de mejor calidad que la de Altaya), la caída del techo en la parte trasera es más curvada, mientras que en el modelo de Altaya es más recta. En las fotos siguientes se puede apreciar lo que comento:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Este detalle, que parece poco importante, determina donde acaba la ventana trasera en su parte inferior. En el modelo original (reproducido por Fly Car Model), la parte inferior de la ventana trasera está por encima de la parte inferior de la ventanilla lateral, siguiendo una línea ascendente desde la ventanilla lateral hasta la ventana trasera, tal y como aparece en las siguiente fotografía señalado con flechas:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Mientras que en el modelo de Altaya, la ventana trasera está por debajo de la parte inferior de la línea lateral, en parte por la mala reproducción de la caída del techo y en parte porque la ventana trasera es excesivamente grande.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Por eso cuando puse la bandeja trasera en el interior del coche, la caída me quedaba para el lado contrario. En un intento por disimular el problema, acorté un milímetro la altura de la ventana trasera pegando unas piezas de evergreen en la parte inferior...

Porsche 935, Vallelunga 1976

...que ayudaron a disimular un poco el problema. Conseguir la misma forma del techo que en el coche original era una tarea demasiado compleja y si quería que la línea de la ventana subiera hacia arriba tendría que haber dejado la ventanilla trasera muy pequeña por lo que decidí dejar la ventana tal como había quedado.

Debido al problema que comentaba más arriba, en lugar de buscar una reproducción exacta del interior, lo interpreté de modo que quedara parecido al del coche original. La parte trasera la hice de dos piezas con diferente inclinación.

Porsche 935, Vallelunga 1976

El ajuste del cristal y la bandeja en los laterales del interior no era bueno y la distancia entre ambas partes era grande, para reducirla pegué dos piezas de plástico para rellenar el hueco entre ambas piezas. Si bien el ajuste no quedó perfecto si que mejoró enormemente.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Por último, un asiento hecho de una pieza de plástico me ayudó a dejar el interior finalizado a falta de los necesarios retoques con masilla y otros detalles.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Tras acabar el interior, me centré en finalizar la carrocería. El acabado del paragolpes en su unión con el paso de ruedas trasero no me gustaba. La forma no me quedó bien definida como se puede ver en la foto de más abajo:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Para mejorar la forma, primero pegué una tira de plástico de 1 milímetro de grosor.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Para rellenar los huecos, apliqué masilla reparadora de madera, que se trabaja muy fácilmente y permite mucho tiempo de trabajo, además de ser muy ligera.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Para acabar, definí bien las formas con lija y lima. Entonces si quedé satisfecho con el resultado:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Una de las últimas transformaciones que necesitaba la carrocería era colocar las tomas de aire NACA traseras. Como hacerla desde cero era un trabajo muy laborioso, cloné en resina de poliuretano un par de ellas de la carrocería de un Porsche 908 de Fly Car Model.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Marqué en la carrocería la posición de la pieza. En ese lugar abrí el hueco con pequeños taladros y una lima.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Por último, pegué la pieza en su lugar.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Para acabar el moldeo del coche, una mano de imprimación blanca me sirvió para sacar los fallos que fuí corrigiendo con masilla y papel de lija al agua fino.

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Una vez corregidos los fallos de la superficie del coche, pegué el alerón trasero bien y le apliqué las primeras capas de pintura blanca, Duplicolor blanco brillo en spray. Tras la segunda capa, le di una pasada de lija al agua muy fina para igualar la superficie y borrar los restos de piel de naranja que habían quedado tras la aplicación del spray.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Entre capa y capa de pintura preparé los insertos para las llantas. Mi amigo Alberto clonó en resina unas llantas de alumino para el kit que tengo en venta. Con ellas el coche queda perfecto. Pero las llantas de resina no son perfectamente circulares por lo que el comportamiento del coche en la pista deja un poco que desear, aunque sinceramente, ¿cuantos de nuestros coches han tocado la pista?.
El caso es que tenía guardadas unas llantas de aluminio de Ninco que no me servían para nada, y decidí utilizarlas para el coche. La intención era hacer unos insertos a partir de las llantas que me hizo Albeto para encajarlas en el interior de la llanta de Ninco, de modo que a una de las llantas de resina la fui lijando con paciencia hasta conseguir un inserto que encajaba en la llanta de aluminio. En la siguiente imagen aparece a la izquierda la llanta de partida, en el centro aparece una a medio trabajar y a la derecha el inserto finalizado

Porsche 935, Vallelunga 1976

Así es que como quedan los insertos colocados en las llantas.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Las llantas delanteras son de diferentes medidas que las traseras de modo que hice el mismo trabajo en ambos casos.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Para no repetir el mismo trabajo dos veces, hice un molde de silicona con los nuevos insertos para poder sacar todas las copias necesarias.

Tras finalizar la carrocería con tres manos de pintura acrílica blanca en spray y pintar los detalles de la carrocería en negro y rojo, solo quedaba colocar las calcas. El proceso de colocación de calcas es el mismo que utilicé, y seguiré utilizando en sucesivos coches, para la decoración del 911 GT3 "Targa Florio" que podéis ver en el siguiente enlace. Una vez bien seca la pintura, apliqué una ligera capa de barniz de automoción sobre toda ella. Una vez endurecido, el barniz permite manipular la carrocería sin miedo de estropear la pintura, pues queda durísimo y muy brillante.

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

La colocación de los logotipos y calcas de pequeño tamaño no entrañaban ninguna dificultad, pero las calcas de los pasos de rueda traseros si. Tras colocar todas las calcas más sencillas, procedí con las de los pasos de rueda traseros. Primero, una calca en el fondo de la toma de aire.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Tras dejarla secar completamente, coloqué con mucho cuidado la calca del paso de ruedas trasero y de nuevo la dejé secar por completo.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Corte con cuidado la calca en la zona de la entrada de aire lateral.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Y con un poco de Micro Set pegué la calca a la carrocería. Ahora el ajuste era mucho mejor.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Con la toma de aire superior el proceso fue el mismo, hice unas incisiones en la calca en el hueco de la toma de aire y apliqué un poco de Micro Set que ablandó la calca y la dejo bien adherida a la superficie y el resultado este:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Las calcas que simulan las salidas de aire del paso de ruedas delantero quedaron así:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Y de nuevo, volví a utilizar el mismo proceso con la calca del capó, tras dejar secar bien la calca, una incisión en la misma en forma de cruz y un poco de MicroSet para dejarla bien pegada.

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

El resultado tras la colocación de todas las calcas fue este:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Para fijar definitivamente las calcas y no estropear la decoración mientras montaba el resto del coche, apliqué una última capa de laca de automoción. Este fue el resultado

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

El tiempo de secado de la laca de automoción es de tres días, días que aproveché para acabar el interior del coche. Primero pinté la bandeja de negro mate:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Segundo fabriqué una jaula antivuelco con varilla de 1,6 milímetros de diámetro

Porsche 935, Vallelunga 1976

Y por último coloqué el resto de los elementos del interior, el piloto, un volante y un extintor para darle mejor aspecto. Además, lo barnicé con barniz cera "Bosque Verde" para dar un acabado satinado y proteger la pintura.

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Con el barniz de la carrocería completamente seco, fui colocando el resto de los detalles del coche. Uno de ellos son los radiadores que van dentro de las tomas de aire laterales, hecho con una tira de plástico evergreen ranurado pintado con esmalte gris para darle un aspecto mas real.

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Después coloque los espejos retrovisores y los tiradores de las puertas hechos con grapas para cable del tipo 36/10. Para que la sujección fuera mejor, taladré unos agujeros con una broca de 1 milímetro, por donde introduje las grapas, cortando el exceso por el interior de la carrocería. El resultado han sido unos tiradores de puertas muy reales.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Las rejillas traseras fueron muy sencillas de colocar, solo hizo falta pintarlas de negro y pegarlas con cuidado en su lugar.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Y por último, los tapones del capó delantero, pintados con esmalte gris, y la rejilla delantera, hecha con la máscara de sombra de un televisor CRT que encontré tirada. La pinté con esmalte en spray blanco sin cargar mucho la pintura, para que se viera un poco gris y dar un aspecto mas real.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Para pegar el cristal utilicé una cinta de doble cara transparente, muy fina y resistente. No se me había ocurrido antes y es mucho más fácil que pegarlo con pegamento y queda muy resistente. Para este tipo de cristales, que van pegados al techo, me parece una solución ideal. Con el cristal bien pegado, pinté con esmalte blanco una raya donde iría el parasol con la publicidad "Martini Racing", ya que la calca está impresa en papel transparente y no quedaría bien si la colocaba directamente sobre el cristal.

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Como se puede apreciar, con este procedimiento, el resultado es muy satisfactorio.

Por último, pegué el interior a la carrocería con un pegamento muy interesante, el Ceys Tri´action, que es un adhesivo espeso, transparente y que pega multitud de superficies. Cuando seca se queda como una goma transparente y logra una unión muy resistente, pero que es fácil de despegar en caso necesario.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Solo quedaba montar los componentes mecánicos en el chasis, pero antes, pegué el motor simulado, fabricado en resina de poliuretano, que previamente había pintado con esmalte gris.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Las llantas son de aluminio, de Ninco, de 18 mm. las traseras y 15 mm. las delanteras, simulando la diferencia de tamaños de las llantas del coche original. Los insertos que hice para las llantas los pinté con esmalte gris, para el aro, y dorado, para el centro de la llanta. Después los monté los pegué en el interior de las llantas con cianocrilato.

Porsche 935, Vallelunga 1976

Al igual que las llantas, los ejes y coronas también fueron calibrados, procedentes de material de competición que ya no usaba, al igual que el motor, que es un Fly Racing de caja larga. El chasis con todos los componentes montados quedó así:

Porsche 935, Vallelunga 1976

Y el coche completamente montado quedó así:

Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976 Porsche 935, Vallelunga 1976

Para ser sincero, estoy encantado con este coche, y a pesar de todo el tiempo invertido en su construcción, he disfrutado muchísimo haciéndolo, que es de lo que se trata esta afición.

Si te ha gustado el coche está a la venta el kit de resina Porsche 935/76 6 horas de Vallelunga 1976 con la carrocería de resina y el resto de piezas para su construcción.

FICHA TÉCNICA
ChasisPorsche 911 de Ninco, adaptado
Distancia entre ejes73 mm.
Medidas (Largo x Ancho x Alto)145 x 64 x 40 mm.
Peso110 gr.
MotorFly Racing de caja larga
Neumáticos delanterosScaleauto
Neumáticos traserosSlot.it 20 x 15 mm.
Ir al comienzo

Añadir a favoritos | Mapa de la web

Actualizaciones quincenales, nuevos coches y más en www.erneslot.es

Valid HTML 4.01 Strict ¡CSS válido!