www.erneslot.es www.erneslot.es English Version
www.erneslot.es

Porsche 911 GT3 "Targa Florio 1973"

En el año 2013 en el club de slot donde iba a correr de vez en cuando incluyó la categoría de coches de rallyslot a escala 1/24. Los coches de esta categoría son espectaculares, por su mayor tamaño y detalle respecto a los coches de escala 1/32. Para participar en la categoría me compré un kit de Scaleauto, el del Porsche 911 (997) GT3, referencia SC-7004. El kit incluye chasis y mecánica y la carrocería del Porsche completamente desmontada con todos sus componentes para pintar y decorar. El kit es el siguiente:

Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973

Elegir la decoración de la carrocería me costó un poco. No tengo nada en contra de las decoraciones actuales, pero me gustan mucho más las decoraciones clásicas, sobre todo las de los años 70. La competición era de rally de modo que tras pensar en qué decoración hacer me decanté por hacer una interpretación de la decoración "Martini Racing" con la que el equipo oficial Porsche participó y ganó la Targa Florio de 1973. La Targa Florio no era una prueba de rally, más bien era una prueba de resistencia que se desarrollaba en la provincia de Palermo, Sicilia. Los coches participantes eran potentes coches de circuito que corrían en carreteras convencionales, cruzando pueblos y subiendo y bajando por los montes Madonia en un circuito que llegó a tener 1000 kilómetros en una de sus ediciones más duras, cuando la carrera rodeaba la isla de Sicilia por completo. Ese mismo año, la carrera dejó de ser parte del campeonato del mundo de coches sport debido a su peligrosidad. Una decisión por otra parte lógica, porque era una locura hacer correr coches de 500 c.v. por estrechas carreteras sin medidas de seguridad y con casas y espectadores a escasos metros. A partir de 1977 se convirtió en una prueba de rally convencional.
En la siguiente foto aparece el RSR participante y ganador de la carrera de 1973 con la decoración en la que me basé para mi coche.

Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973

La decoración es muy sencilla, el coche pintado en gris metalizado con los paragolpes delantero y trasero de color rojo. Lo más destacado son las rayas azules y rojas de Martini que surcan la carrocería, en el capó, techo y puertas. El resto de la decoración se limita a los logotipos de los patrocinadores.
Al tratarse de una interpretación de una decoración clásica sobre un coche moderno me he tomado muchas licencias. Los logotipos los he colocado donde me parecía, los paragolpes los pinté de amarillo (como el segundo RSR Prototyp participante en Le Mans el mismo año) en lugar de rojo, y por último, le coloqué una placa de rally correspondiente al rally de Montecarlo de 1975, ya que el reglamento de la categoría de rally 1/24 en la que participaba obligaba a colocar al menos una placa de rally, y los coches de la Targa Florio de la época no llevaban placa de rally.

Para mi, el valor de esta decoración no reside en su belleza, sino que fue una excusa para poner en práctica algunas nuevas técnicas a las que llevaba algún tiempo dando vueltas. En concreto me sirvió para tener claras tres:

  • Imprimir las calcas sobre papel blanco en lugar de papel transparente.
  • Pintar los cristales por dentro
  • Utilizar barniz de automoción para proteger la decoración

De modo que planté la decoración del coche no solo como una decoración en si misma sino como un laboratorio de prueba de los tres puntos anteriormente comentados.

Respecto a las calcas al agua. Normalmente las decoraciones las imprimo sobre papel transparente. Si el color base de la carrocería es claro el resultado es muy satisfactorio, pero en muchos casos los resultados no son los deseados. Sobre este tema hablo en el punto "Creación de calcas al agua" en la sección de decoración de "Técnicas y trucos" que encontraréis en el siguiente enlace. En él, comentaba que los colores que obtenemos con las impresoras de inyección de tinta no son todo lo sólidos que deberían ser, y debemos tener muy en cuenta el color base de la decoración del coche. Si el color base es blanco o muy claro, el papel de calca transparente es ideal para nuestras decoraciones. Los colores no sufrirán variaciones y el propio color base del vehículo suplirá la necesidad de imprimir partes o logotipos en color blanco. Aspecto problemático muchas veces.
Pero esta situación ideal no siempre sucede, como es el caso, y nos encontramos con un coche pintado en color gris metalizado. Los logotipos negros y de colores muy oscuros quedan muy bien sobre prácticamente cualquier color, pero con otros tonos más claros, como azul claro, rojos, amarillos, los resultados no son tan buenos. Por ejemplo, en este caso, al ser un coche gris metalizado, si imprimo las calcas sobre papel transparente, las lineas rojas y azules de Martini transparentan un poco y dan como resultado un tono metalizado, sobre todo en los rojos, que si bien no me disgusta, dista mucho del color original de la decoración.

Para intentar solucionar el anterior problema probé a imprimir las calcas sobre papel blanco. La superficie blanca del papel daría a los colores la solidez necesaria para que los tonos se mantuvieran sin alteraciones, independientemente del color base de la carrocería. El único problema es que no siempre se puede hacer, porque hay que recortar las calcas con mucho cuidado para que una vez puestas no aparezca un reborde blanco en el contorno de la calca. No sabía cómo iba a afectar a la tinta de las calcas recortarlas tan al borde, temía que al sumergirlas en agua para su colocación la tinta se diluyera y se estropearan las calcas pero no fue así. Al darlas una generosa capa de barniz protector la tinta aguantó muy bien en su sitio sin que se apreciaran defectos evidentes. Y sobre todo conseguí lo que quería, unos colores sólidos que no se ven afectados tanto por el color de base.

No en todas las decoraciones se puede utilizar esta técnica, pero en el caso, los resultados han sido completamente satisfactorios.

La segunda prueba que quise hacer era pintar el borde de los cristales por dentro. Los cristales del coche tienen un reborde negro. Había visto algunas decoraciones en los que el borde lo habían pintado por la cara externa y otras habían simulado el borde colocando calcas al agua en el contorno. A mi no me convencía ninguna de las dos soluciones, de modo que las pinté por la cara interna del cristal.
Primero enmascaré el cristal por fuera para no mancharlo, y luego lo enmascaré por dentro dejando solo libres los bordes del cristal. Al tratarse de un coche a escala 1/24 es fácil de hacer por su mayor tamaño pero si fuera a escala 1/32 también se podría hacer.

Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973

Y luego pinté de negro con dentro con pintura acrílica negro mate aplicada con aerógrafo.

Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973

El resultado es fráncamente bueno, pero la próxima vez utilizaré negro brillante en lugar de negro mate.

Y la última prueba que hice sobre el coche fue barnizarlo con barniz de automoción. El mismo barniz protector que se usa en los talleres de chapa y pintura para lacar los coches. Estos barnices están compuestos por dos componentes, la laca en si misma y un catalizador que actúa como endurecedor. Los dos componentes se mezclan en una proporción que depende de los barnices. El que yo utilicé, la proporción era dos partes de laca por una de catalizador. Para otros barnices la proporción es 3:1 pero la aplicación es la misma.

Cuando se mezclan ambos componentes se obtiene un líquido completamente transparente y muy denso. En los talleres los barnices se aplican a pistola, por lo que la densidad del barniz no es problema, de hecho, el barniz no hay que diluirlo. Pero yo lo tenía que aplicar con aerógrafo, y la boquilla es mucho más pequeña que la de una pistola de pintar, por lo que tenía que diluirlo. Para ello utilice acetona pura, tal y como me recomendó mi amigo Alberto, hasta conseguir una mezcla con la densidad adecuada, que saliera por la boquilla del aerógrafo y que cubriera bien la carrocería. El barniz lo apliqué en dos partes siguiendo los consejos de Alberto, una primera mano sobre la pintura del coche, y una segunda tras la colocación de las calcas, para que quedaran entre el barniz y evitar en la medida de los posible, el salto entre la calca y la superficie del coche.
En la primera, mano, sobre la pintura del coche seca, no tuve el suficiente cuidado y quedó manchada de polvo en algunas partes. Dejé secar bien el barniz durante 3 días (aunque realmente el barniz seca a las 24 horas) Y lijé la carrocería con una lija al agua muy fina, para quitar las motas de polvo y algunas zonas donde la superficie había quedado con piel de naranja. Este barniz es un punto y aparte respecto a los demás barnices de modelismo que he utilizado, es tan duro que se puede lijar y después pulir sin afectar para nada la pintura del coche.

Tras lijar la carrocería para quitar los defectos que comentaba, coloqué las calcas, sin mucha dificultad, excepto las de las puertas debido a su tamaño. Tras dejar secar bien las calcas un par de días apliqué la segunda capa de barniz tal y como hice la primera pero teniendo mucho más cuidado con la limpieza para evitar motas de polvo. El barniz lo apliqué un poco más diluido que en la primera pasada, aunque el resultado fue igualmente bueno, no atacaba a las calcas ni a la decoración a pesar de la mayor proporción de acetona en la mezcla.

Mientras esperaba a que secara el barniz tras la colocación de las calcas, decoré el interior del coche. El mayor tamaño del modelo permite recrearse en la decoración, como por ejemplo la del salpicadero del coche, aunque en términos generales he preferido hacerla sencilla, ya que el coche es para competir. Las partes del interior están barnizadas con barniz acrílico satinado, que le da un aspecto muy real, sobre todo visto en directo. Los cinturones de seguridad están hecho con tiras de cinta aislante roja.

Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973

La carrocería y las demás piezas (llantas, discos de freno, rejillas...) ya estaban pintadas y secas por lo que solo me quedó montar el coche. Este es el resultado:

Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973 Porsche 997 GT3 - Targa Florio 1973

Las llantas están barnizadas con barniz satinado, no quería darlas el barniz de automoción para no dejarlas brillantes y para comprobar el resultado con diferentes barnices. Lo mismo hice con la rejilla delantera.

Para tratarse de un coche para hacer pruebas no esperaba un resultado tan bueno. Me ha gustado el efecto que hacen los cristales pintados por dentro, muy real. El resultado de las calcas es bastante satisfactorio, los colores muchísimo más solidos aunque se transparenta un poco el color de fondo, donde más se aprecia es en la matrícula, pero más no se puede hacer. Por último, ya me habían comentado las bondades del barniz y a decir verdad, es tan bueno como hablan. Las superficie queda muy bien cubierta y la decoración perféctamente protegida, no afecta para nada a la decoración y es muy resistente, perfecto para el uso que le voy a dar al coche. Impresionante el resultado.

Si alguno de vosotros está interesado en la decoración, está a la venta en la sección de mercadillo.

Por último, dar las gracias a mi amigo Alberto por darme una muestra de barniz para hacer pruebas. !!Muchas gracias!!

Ir al comienzo

Añadir a favoritos | Mapa de la web

Actualizaciones quincenales, nuevos coches y más en www.erneslot.es

Valid HTML 4.01 Strict ¡CSS válido!