www.erneslot.es www.erneslot.es English Version
Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Porsche 993 GT2, 24 horas Le Mans 1996

La cuarta generación del Porsche 911, con código interno 993, se presentó en 1993 y supuso un cambio importante en el aspecto exterior del modelo y adelantaría un poco el cambio radical que daría el aspecto del 911 en 1997 con la aparición de la serie 996. Una línea más fluida, con faros delanteros mas inclinados y menos saltones, y los paragolpes perfectamente integrados en la carrocería eran los cambios más destacados. El interior permanecía con escasos cambios respecto al modelo anterior. Mecánicamente, los cambios en la nueva serie afectaban a los frenos, geometría de las suspensiones y el motor, que con la cilindrada aumentada hasta los 3600 c.c. fue la última serie en equipar motorizaciones refrigeradas por aire.

Mientras, en el año 1994, la FIA había cambiado la reglamentación de las carreras de resistencia, tanto para prototipos (LMP1 y LMP2) como para coches de turismo, donde se crearon cuatro categorías, GT1 a GT4, en función de la preparación de los coches. Porsche decidió modificar el 993 para homologarlo en la categoría GT2 (también hizo lo mismo con el GT1) y construir un coche carreras-cliente que permitiera participar en competiciones de resistencia con garantías.

Tomando como base el modelo turbo, con intención de ahorrar peso le suprimieron la tracción a las ruedas delanteras. Al motor 3.6 se adaptaron dos turbos KKK más pequeños, uno por cada bancada de cilindros y gracias en parte a la mejorada gestión electrónica del motor que ofrecía una nueva centralita, y al aumento de la presión de soplado de los turbos a 0.9 BAR, la pontencía del motor alcanzó los 430 c.v. Por otra parte, del modelo 3.8 RS (otra de las evoluciones sobre la serie 993) tomaron los frenos, la geometría de las suspensiones y los cambios aerodinámicos.
Exteriormente el coche tenía una aerodinámica muy evolucionada, con un spoiler delantero que incluía un radiador de aceite, pasos de rueda ensanchados, hechos de fibra, atornillados a la carrocería para facilitar su sustitución en carrera, y un espectacular alerón trasero de doble plano con dos tomas de aire del tipo "ram-air" a cada lado.

Porshe 993 GT2 Porshe 993 GT2

Del modelo en cuestión se fabricaron 57 unidades de calle mas otras 21 más evolucionadas, mientras que de los que fueron destinados a la competición se fabricaron 110 unidades. Una de ellas fue adquirida por el equipo Konrad Motorspor para participar en las 24 horas de Le Mans de 1996, teniendo como patrocinador principal con la compañía de lubricantes Liqui Molly y a Franz Konrad, Antonio Hermann y Wido Rossler como pilotos. El coche fue inscrito en la categoría GT1 por lo que se enfrentaron a los Porsche 911 GT1 oficiales además de al ejército de Lister Storm, Mc Laren F1 GTR, Venturi 600, Dodge Viper, Ferrari F40 e incluso un curioso Renault Spider V6. En la carrera, calificaron para la salida en la 34 posición pero no la acabaron debido a un accidente. Esta es una foto del coche a escala 1/43:

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

A escala 1/32 el modelo ha sido reproducido por Scalextric en su etapa de Tyco, bastante mal por cierto, y más recientemente por ProSlot, mucho más acertados con el modelo. Sus formas exteriores son bastante correctas aunque escasas de detalles mientras que el interior dejaba que desear, con una bandeja del piloto que incluso dejaba a la vista la mecánica. Al menos el comportamiento del coche en pista era muy bueno. Este es el coche del que partiré para hacer la decoración:

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Desmontar el coche fue una tarea sencilla, porque como podéis ver en la foto de debajo no está formado por muchas piezas. Más complicado fue intentar quitar la pintura original del coche, y es que no había manera de eliminarla de la carrocería, probé a sumergirlo en alcohol de quemar, sumergirlo en alcohol isopropílico, frotar con un trapo empapado en acetona, dejarlo cuatro horas rociado con espuma limpiahornos... y no hubo manera de sacar la pintura, solo se pudo quitar un poco la tampografía negra de los logotipos, pero la pintura amarilla fue imposible sacarla. De modo que opté por darle unas suaves pasadas de lija fina usada (grano 500) para eliminar el brillo de la pintura original y de paso quitar alguna que otra rebaba del molde.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Cuando decoro un coche no me gusta limitarme a pintarlo y colocar las calcas. Siempre se pueden hacer pequeñas mejoras para acercar más el modelo al coche real. No son cambios radicales, solo pequeños detalles para mejorar el coche. En este modelo en concreto, las diferencias se reducían principalmente al faldón delantero, en la cantidad de aberturas y y tomas de aire que tenía el coche real y que no eran las mismas que en el modelo a escala.
Para hacer el frontal como el coche original abrí los agujeros con la forma adecuada y pegué masilla bicomponente en donde hacía falta, en el centro del faldón y en el capó para tapar las entradas de aire y las de la gasolina.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Poco a poco y con mucho cuidado seguí abriendo el resto de los agujeros del frontal con el minitaladro y una lima pequeña. Además pegué pequeñas piezas de plástico donde correspondía.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

A los lados del faldón abrí otros huecos que tenía el coche.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Y una vez abiertos todos los huecos con su forma correcta, cloné con resina de poliuretano una rejilla de un chasis que tenía en el cajón. Una vez clonada, la recorté para ajustarla a cada uno de los huecos donde va colocada.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Al igual que en el faldón delantero, abrí un hueco para la rejilla del faldon trasero,...

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

...hueco donde ajusté otra rejilla, también clonada de otra con resina de poliuretano.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Con todos los huecos abiertos y las rejillas pegadas en su lugar, apliqué una mano de imprimación Vallejo blanca a spray.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

La imprimación mostró pocos fallos en la carrocería, algo lógico ya que las modificaciones fueron escasas. Con un poco de putty y una lija usada los corregí. Después una mano de lija suave y apliqué otra mano de imprimación para igualar el tono de la carrocería (el putty de Tamiya es gris..) antes de pintar con la pintura propiamente dicha.
La pintura como suelo hacer con los coches que son blancos fue Dupli-color en spray, da muy buen resultado y cubre muy bien. Al igual que con la imprimación, apliqué dos manos, con una pasada suave de lija entre una y otra.

Una vez bien seca la pintura, pinté los escasos detalles de la carrocería (salidas de aire del paragolpes trasero y las gomas de los cristales) con pintura negra Vallejo y un pincel fino.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Las calcas para decorar el coche son comerciales, de la marca DMC (referencia DMC-32014). Están bastante bien pero echo de menos algún que otro logotipo, como el escudo Porsche del capó, y alguno de los logotipos no están bien escalados, por ejemplo los muñecos de "Michelin" son algo pequeños.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Como era de esperar, las calcas no tuvieron ninguna complicación, son muy resistentes y solo fueron algo más complicadas de poner las de las rayas laterales por su longitud, pero poco más. Un poco de Microsol y Microset en algunos puntos, como pueden ser las uniones de las puertas y el coche quedó preparado para el barniz.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Aprovechando el tiempo de secado de las calcas antes de barnizar hice la jaula antivuelco del coche con varillas de evergreen pegadas entre si con cianocrilato y pegamento bicomponente en algunos puntos.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Y también decoré los detalles de la carrocería, faros y tomas de aire.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Al coche le hice un interior completo tal y como explico en la sección "Creación de un interior completo para un coche de slot" dentro del apartado de técnicas y trucos, y que podéis ver pinchando en este enlace.
El interior, una vez decorado quedó así:

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Para mi gusto el resultado fue únicamente aceptable.., un poco soso. No estaba muy inspirado en ese momento, con una escasa decoración, el asiento del piloto, un extintor hecho con una varilla de evergreen, la palanca de cambios hecha con un alfiler y poco mas.

Para acabar, faltaba hacer el alerón de coche. El original de la maqueta no era ni medio-parecido al del coche a reproducir:

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

, de modo que hice uno nuevo con tiras de evergreen pegadas entre sí:

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

que una vez pintado y con las calcas puestas queda así:

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Para acabar, coloqué un par de tubos de escape al chasis hechos con una varilla de evergreen a la que di una forma ovalada, como los tubos de escape del coche original. En la siguiente foto se pueden ver antes de pintarlos de esmalte gris.

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

Y para acabar, el coche completamente montado queda así:

Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996 Porshe 993 GT2, 24 h. Le Mans 1996

El resultado me ha dejado un poco frío, sobre todo porque el color de la carrocería ha quedado un poco amarillento tras aplicar el barniz en spray (Vallejo). Al igual que pasó con el Toyota Celica, el barniz ha reaccionado con la pintura blanca y ha amarilleado un poco desluciendo el resultado final. Por lo demás, el coche ha quedado correcto.
Técnicamente el coche no tiene ninguna dificultad, pero lo que me ha quedado claro cuando he hecho este coche es que las decoraciones no se pueden tomar como un trabajo menor sino que hay que poner tanto interés como para las transformaciones más complejas para hace un buen trabajo. De otro modo, esa falta de interés se refleja en el resultado final, en este caso, tirando a mediocre.

Ir al comienzo

Añadir a favoritos | Mapa de la web

Actualizaciones quincenales, nuevos coches y más en www.erneslot.es

Valid HTML 4.01 Strict ¡CSS válido!